Arquitectura Passivhaus

Adaptabilidad a diferentes climas de las PassivHaus.

Aquí hay algunos puntos importantes sobre cómo los principios Passivhaus se adaptan a diferentes climas:

Diseño personalizado: Los edificios Passivhaus se diseñan de manera individualizada teniendo en cuenta las condiciones climáticas específicas de la región. Esto incluye consideraciones como la orientación del edificio, la ubicación de las ventanas, la exposición solar y los patrones de viento.

Aislamiento y hermeticidad adecuados: El aislamiento térmico de alta calidad y la hermeticidad al aire son principios fundamentales en todas las regiones climáticas. Si bien la cantidad de aislamiento puede variar según el clima, estos principios se aplican en todos los casos para minimizar las pérdidas de calor.

Ventilación adaptativa: El sistema de ventilación controlada con recuperación de calor se ajusta según las necesidades de calefacción y refrigeración de cada clima. En climas más fríos, la recuperación de calor se maximiza para mantener la eficiencia, mientras que en climas cálidos se puede ajustar para minimizar la entrada de calor exterior.

Protección solar y sombreado: En climas cálidos, se presta especial atención a la protección solar y al sombreado para evitar el sobrecalentamiento interior. Esto puede implicar la selección estratégica de ventanas, toldos o elementos arquitectónicos que bloqueen la radiación solar directa.

Buenas prácticas de diseño bioclimático: El estándar Passivhaus incorpora principios de diseño bioclimático que aprovechan los recursos naturales, como la luz solar y la ventilación natural, para optimizar la eficiencia energética y el confort en todas las estaciones.